Rosa de Jericó

390

Nuevo producto

PRESENTACIÓN:

Bolsa con 1 unidad.

Más detalles

2,95 € impuestos inc.

Añadir a la lista de deseos

Pagos 100% seguros
Pagos 100% seguros

Más

DESCRIPCIÓN:

Cuenta la leyenda que, cuando Jesús se retiraba a orar al desierto, la Rosa de Jericó, arrastrada por los vientos, se detenía dulcemente a sus pies y, de madrugada, después de abrirse con el rocío de la noche, ofrecía al Maestro las gotas de agua de sus ramitas. Jesús las tomaba con las yemas de sus dedos, llevándolas a los labios para calmar su ardiente sed. Conmovido, la bendijo. 
Extendida esta leyenda con el paso de los años a otras naciones y otros continentes, diferentes etnias han considerado la Rosa de Jericó como Flor Divina, reconociéndola, además, como portadora de beneficiosos efluvios. Coinciden también muchas ramas del mundo esotérico en atribuirle especiales propiedades, acogiéndola como el talismán vivo más escaso y deseado.
La Rosa de Jericó, o planta de la resurrección, es originaria de los desiertos del norte de África. Esta planta se seca completamente y se acurruca en los tiempos de secado, y “revive” de nuevo al entrar en contacto con el agua, de ahí el nombre de la planta de la resurrección. Esta planta contiene una energía espiritual muy poderosa, sus propiedades mágicas son conocidas por atraer la prosperidad, el éxito y proporcionar a su dueño una gran protección, absorbiendo al mismo tiempo todas las energías negativas que puedan dañarle.

MODO DE USO:

El primer paso es poner la planta seca en un recipiente y añadir unos centímetros de agua (de manantial a ser posible), un detalle que a muchas personas se les pasa por alto es que la Rosa de Jericó no requiere ni mucha ni poca profundidad. Además se debe tener en cuenta que el agua deberá cambiarse cada día y la temperatura deberá ser templada.

De acuerdo con la cromoterapia, se puede utilizar un color concreto del recipiente para obtener un resultado más específico, generalmente se utilizan recipientes de cristal lo suficientemente grandes para que la planta pueda abrirse sin dificultad.

Esta planta debe ponerse en agua cuando está cerrada los martes o los jueves con una oración a las nueve de la mañana o bien las tres del mediodía. El agua de la Rosa de Jericó debe cambiarse cada domingo, si es necesario puedes pasar la planta bajo el agua durante unos segundos para limpiar cualquier residuo negativo.

¿Cuál es el mejor lugar?

Hay quien prefiere colocar esta planta lo más cerca posible de la entrada de la casa, otro buen lugar es en el centro de la casa, la sala de estar por ejemplo, o bien aquel lugar donde siempre se reúne la familia o los invitados.

¿Cómo conectarse con el espíritu de la Rosa de Jericó?

Si acabas de comprar tu planta tienes que darle la bienvenida a tu casa, debes tener en cuenta que la Rosa es tu guardián y por consiguiente tienes que hacer que se sienta bien en tu casa que será también la suya, ella percibirá tus energías y captará tu estado de ánimo. Al espíritu de esta planta le encanta las velas y el incienso. Algunas veces la Rosa de Jericó desarrolla una relación muy fuerte con el propietario deteriorándose inesperadamente cuando este está enfermo o emocionalmente decaído, y recuperándose rápidamente cuando la persona encuentra la mejoría.

Para conectar con su energía solamente debes poner tus manos encima de ella con las palmas hacia abajo, centrarte tanto como puedas y entonces bendecir el agua. Si nunca has bendecido agua, antes puedes decir lo siguiente:

“Bendigo esta agua, que se convierta en un vehículo de protección y amor, por el poder divino de Dios o de la luz, que así sea.”

PRESENTACIÓN:

Bolsa con 1 unidad.

Reseñas

Escribe tu opinión

Rosa de Jericó

Rosa de Jericó

PRESENTACIÓN:

Bolsa con 1 unidad.